No hay peor ciego que el que no quiere ver

martes, 25 de septiembre de 2007

Poesía Pura

¿Se han dado cuenta que me encanta extraer cosas de los libros que visito? Bueno, por si no les ha quedado suficientemente claro, les dejo un extracto antiguo de Sábato, que compartí en Mundo Poético alguna vez.

Poesía Pura

Algunos opinan que en la poesía pura no deben intervenir elementos didácticos; otros han prohibido los elementos filosóficos, políticos, raciales, científicos; otros, los valores musicales, como el ritmo y la rima. Sería bueno escribir un poema purificado según todas esas recomendaciones: no quedaría nada.

Se cree que el problema de la poesía pura es un gran problema porque es interminable, olvidando que también eran interminables las disputas medievales sobre cuántos granos de trigo forman un montón. En realidad, los logísticos modernos dirían que tanto uno como otro son seudoproblemas de definición: dada una definición se termina la disputa, que simplemente se debe a que cada uno habla de algo diferente.

En general, todos los conceptos en que entra la palabra "pura", son sospechosos de escolasticismo: poesía pura, raza pura, música pura. Propongo la siguiente definición: "poesía pura es toda poesía exenta de impureza". Puede parecer irritante, pero hay que reconocer que es irrebatible.

Ernesto Sábato
"Uno y el Universo"

5 comentarios:

Alejandra Dening dijo...

jaja, muy bueno, siempre muy ingenioso Don Ernesto...

Besos!

Arturo dijo...

Puras palabras, pero suenan bien,jajaja, saludos amigo.

MeRiAdOx dijo...

Gracias a ambos por darse una vuelta... son divertidos estos extractos, por eso los escogí... y si, son puras palabras, siempre son puras palabras... puras hasta que las usamos... jajajaj...

Saludos

Anónimo dijo...

Al oeste de donde dormí la noche siguiente, no muy lejos, está el lugar habitado más frio del planeta. En Oimyakon (Siberia) se han llegado a registrar una temperatura de 72º bajo cero. Con mucho menos frio se parte el acero, estallan los neumáticos y los alerces sueltan chispas si los toca un hacha. Cuando baja el termómetro, se te hiela el aliento en cristales y caen tintineando al suelo con un ruido que llaman “el cuchicheo de las estrellas”.

Entre los pueblos indígenas existe el mito de que en el frio extremo hasta las propias palabras se hielan y caen a tierra. En primavera se agitan de nuevo y empiezan a hablar, y el aire se llena de pronto de murmuraciones atrasadas, chistes no oidos, gritos de dolor olvidado, palabras de un amor repudiado hace mucho.

Libro:
Thubron, Colin: En Siberia

saludos

Gonzalo "Kayser"

MeRiAdOx dijo...

Excelente extracto Gonzalo... muchas gracias por tu comentario, me gustó mucho...

Saludos!

¿Me suBo a la GraN MaquiNariA dEl MuNdo?

¿Me suBo a la GraN MaquiNariA dEl MuNdo?