miércoles, 7 de febrero de 2007

Tierra, Mujer y Religión

El viejo de los Canterbury Tales de Chaucer (escritor inglés), que NO puede morir, supira:

Cual prisionero inquieto, por la tierra
-puerta que me conduce hacia mi madre-
camino y con mi báculo, más tarde o más temprano,
golpeo y digo: "¡Déjame entrar, madre querida!"


En Grecia, las más antiguas figuras divinas son madres-tierra.
No se considera que nada en este mundo haya sido creado o hecho, sino que han nacido, son autóctonos. No debemos "interpretar" esto como una alegoría de la madre tierra siendo la diosa de la cultura (creo que es mala tradución y se refiere al "cultivo de la tierra"), ya que los dioses y diosas "de" algo sólo prolongan su triste existencia en los manuales y pinturas decorativas. Para el hombre primitivo, la cultura es naturaleza experimentada y la diosa, la plasmación de esta vivencia.

No se alegoriza el suceder natural -¡esto siguen haciendolo sólo los decoradores!-, sino que se siente la comunidad esencial entre la vida humana y la terrestre: se ve a la tierra como hembra y a la hembra como perteneciente a la tierra. Éste es el sentido de la costumbre polaca según la cual se le grita al hombre que ha reunido los últimos granos: "¡Cortaste el cordón umbilical!", como en Escocia, donde se siega al espíritu del grano bajo el nombre de la doncella. En Grecia, Démeter es la madre de los granos, la tierra que produce los cereales... es una estrecha relación de la mujer con el cultivo de la tierra. El culto a Démeter es asunto de mujeres.

Aquí intervienen viejísimas relaciones sociales, tribus donde se pasa de la cultura de la caza a la de la agricultura, sedentaria. El hombre sigue con la pesca y la caza, mientras que la mujer cultiva el campo. No hay una suplantación del patriarcado por el matriarcado ni una situación de pereza del hombre que domina a la mujer... la relación entre la mujer y el campo se corresponden en el sentido religioso. Ella es portadora de la vida, como el campo; concibe y da a luz como él. Esta relación tiene, naturalmente, supuestos sociales, pero sabemos poco de los orígenes del derecho materno.

El concepto de madre y doncella no se contraponen (su relación es temporal) hasta que aparece el ideal de virginidad. La antiguedad conoce a la doncella como hija o futura madre. Se adoraba la potencia o poder que existe en la fecundidad, más que en la virginidad o castidad, lo cual tiene su poder también.

Aquí nos topamos con un punto extraordinariamente importante de la historia de la religión, pues la imagen del padre aparece ante nuestros ojos. Para todo hombre, su madre es una diosa y su padre un dios. Esto produce dos grandes grupos en la historia de la religión: las religiones del padre que mora en el cielo y crea y actúa "desde fuera" y junto a ellas, las religiones de la madre que mora en la tierra y da a luz y en cuyo seno todo suceder tiene su principio y su fin. En ninguna religión faltan por completo el padre o la madre. El judaísmo y el islamismo expulsaron despiadadamente a la madre, pero regresó en el cristianismo como mater gloriosa. El antiguo testamento sólo conoce la imagen de la madre en un sentido ético-espirutual (Isaías LXVI, 13: Dios consuela como una madre).

Las religiones orientadas fuertemente hacia la voluntad se apartan de la madre y se vuelven hacia el padre. La relación con el padre puede espiritualizarse y moralizarse; la relación con la madre nunca puede hacerlo por completo. El padre actúa con poder, la madre sólo es poderosa. El padre conduce a los suyos a la meta, los partos de la madre renuevan cíclicamente la vida. La madre crea la vida y el padre la historia (ojo con esto... se considera al judaísmo como precursores del concepto de historia... en otro libro ajeno a este... interesante reflexión). La madre es figura y poder, el padre figura y voluntad. Animismo y dinamismo luchan por última vez con ayuda de las figuras del padre y la madre.

Así podemos entender cómo en la historia espiritual una de las figuras nunca puede expulsar completamente a la otra (en la antiguedad el arado representa el falo, o viceversa?). La figura de la madre vive en las religiones, porque vive en nuestro corazón:

No obstante todos los repudios, tú,
diosa de las postreras e infaustas posibilidades,
de la última dicha y del final dolor,
eres madre y amante... al mismo tiempo.

Aquí termina una ensalada de extractos del libro "Fenomenología de la Religión", de G. Van Der Leeuw. Para los valientes que terminaron de leer esto, les invito a relacionar y pensar lo leído con respecto al judaísmo e islamismo, donde la figura materna no existe, con el papel e importancia de las mujeres en dichos cultos... hay una correspondencia tremenda, no creen?... son religiones donde las mujeres son declaradamente inferiores... etc... no soy experto en eso... y ya di mucha lata con este tema... pero me encanta poder hacerlo.
Si quieren más... vean cómo la cultura moderna dejó de lado a la madre, especialemente el capitalismo calvinista que cree en la mano invisible de un padre que está en el cielo... vean cómo este alejamiento de la tierra madre nos ha llevado a destruirla... calentamiento global y toda esa manga de porquerías que ha dejado el hombre...

6 comentarios:

Carolina dijo...

Las antiguas creencias celtas consideraban tres "faces" de la Diosa: doncella, madre, y la vieja y corva muerte, una especie de hechicera.... Lo interesante es que los celtas, tal como en el extracto que nos muestras, creían en una relación Diosa-agricultura, PERO debido a la acción del Dios: es él quien se enamora de la Diosa y la unión de ambos hace que la naturaleza se renueve (primavera). Luego de alcanzar su plenitud, el poder del Dios (representado por el Sol) disminuye, y la tierra se prepara para su ausencia (marcada por el equinoccio de otoño, cuando los días empiezan a ser más cortos), hasta la muerte del Dios. Lo loco es que el ciclo continúa con el renacimiento del Dios de su propia semilla sembrada en la Diosa... Efectivamente, "madre y amante, al mismo tiempo".
Me gustan estas antiguas creencias y me interesa cada vez más el paganismo por el equilibrio entre masculino y femenino(muy sensato, no?) con todo lo que conlleva , a diferencia de otras creencias más unilaterales... Y concuerdo contigo en tu observación sobre el alejamiento con la "madre" y sus consecuencias... La religión católica es declaradamente antropocéntrica, de manera que considera el uso de todo ser viviente y recurso natural que pueda servir al hombre como su derecho... Usando la razón, voluntad e ímpetu, se ha "avanzado" mucho en poco tiempo, pero el desequilibrio es evidente. ¿Qué hacer para cambiar una cultura de generaciones desde su raíz...? ¿Funcionará sólo a golpes como los que vivimos actualmente...?

sombra_de_mi dijo...

enormes reflexiones...

de verdad que nunca lo había pensado, y la enorme interconexión entre los temas, que a primera vista son tan lejanos erntre sí, me maravilló.

Un beso, gracias por tu visita,

SdM

MeRiAdOx dijo...

Acabo de llegar de una semana muy intensa en el sur... un tour por San Fernando, Talca, Los Angeles, Río Huquecura, Concepción, otra vez Talca y por fin Santiago... para responder a los comentarios, bueno, creo que en primer lugar... Carolina, no creo que nada funcione a la fuerza... a la larga cualquier acción de fuerza a lo más será capaz de resolver confictos del momento, pero a largo plazo se necesita algo más... a veces siento que países como USA lo tenían... después de su independencia... no sé que les pasó... supongo que todo radica en el vil dinero...
Sombra... no sientes a veces que todo está conectado?... a mi también me sorprende a veces...

Saludos a ambas...

Carolina dijo...

ah, no me refería a esos golpes, quizás debí decir "porrazos"... Tipo calentamiento global, especies en extinción...

Quiero vacaciones... Saludos!

MeRiAdOx dijo...

mmm... si te refieres a porrazos, entonces estoy deacuerdo contigo... parece que es el sistema universal de aprendizaje... pa mi es super simple... o aprendemos a tiempo o cagamos como especie... destrucción del planeta y esas cosas...

Saludos!

isaias dijo...

Tardé en leer este post... pero es realmente interesante... acerca de los roles de padre-madre en la sociedad occidental hay un libro muy interesante de Fromm (bueno todos los que he leído de este señor me parecen muy interesantes)...

saludos,
isaías